Medicalexpo

Medicalexpo

El término neuronavegación fue acuñado en los años ’80 . Con esta técnica se pretendía alcanzar regiones cerebrales profundas produciendo el menor daño cerebral posible al tejido que envuelve dicha zona. Posteriormente este termino fue adoptado por las estaciones de trabajo que nos permitían localizar una zona determinada a partir de unas referencias anteriormente introducidas previamente en el equipo informático.

Técnica:

Para poder llevar a cabo esta técnica, hasta hace poco era preciso disponer de imágenes preoperatorias ya sea por medio de TC o RM, la introducción del TC y la RM intraoperatorias permiten obviar este paso a los centros que disponemos de esta tecnología. El sistema realiza una localización de diferentes puntos anatómicos que le servirán para superponer estos puntos con los puntos determinados en la prueba de imagen, lo que nos permitirá conocer nuestra ubicación dando simplemente un punto al sistema. Es algo así como si nos colocásemos una máscara hecha a medida y tras retirarnos la máscara diéramos puntos del interior de la máscara a la máquina, la cual nos daría el punto equivalente al interior de nuestro cráneo.

Ventajas:

Es de especial utilidad en la localización de lesiones corticales cerebrales al permitirnos un óptimo centraje de la craneotomía, igualmente útil será en la localización de lesiones cerebrales profundas, pues nos permitirá estudiar el abordaje preoperatoriamente. El gran avance que han experimentado estos equipos han hecho que tengan una precisión cada vez mayor, haciendo que procedimientos que anteriormente precisaban la colocación de marcos estereotáxicos, biopsias cerebrales profundas, cirugía funcional…, ahora puedan realizarse con los nuevos equipos de neuronavegación, lo que redunda en una mayor confortabilidad durante el procedimiento.