ArtrodesisLa artrodesis es un procedimiento quirúrgico que consiste en fijar una articulación. Se realiza para corregir una lesión articular o eliminar el dolor asociado con el movimiento de una articulación y es irreversible.En las articulaciones pequeñas son en las que más se realizan estas intervenciones, sobretodo en los tobillos y en las muñecas. La artrodesis se considera cuando se produce un desgaste de la articulación, un accidente traumático, artrosis, enfermedad degenerativa o malformación.

Pre – Operatorio
Durante los días antes de la cirugía:

  • Si usted es fumador, necesita dejar de fumar. Los pacientes que tienen una artrodesis vertebral y siguen fumando probablemente no sanen tan bien. Pídale ayuda al médico.
  • Dos semanas antes de la cirugía, el médico o la enfermera le pueden solicitar que deje de tomar fármacos que dificultan la coagulación de la sangre. Ellos abarcan ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil y Motrin), naproxeno (Aleve y Naprosyn) y otros fármacos similares.
  • Si tiene diabetes, cardiopatía u otras afecciones, el cirujano le pedirá que acuda a su médico regular.
  • Coméntele al médico si usted ha estado bebiendo mucho alcohol.
  • Pregúntele al médico qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía.
  • Siempre hágale saber al médico si tiene un resfriado, gripe, fiebre, brote de herpes o cualquier otra enfermedad que usted pueda tener.

Cirugía
En el día de la cirugía:

  • Se le solicitará generalmente no beber ni comer nada durante 6 a 12 horas antes del procedimiento.
    Tome los fármacos que el médico le recomendó con un pequeño sorbo de agua.
    El médico hará una incisión quirúrgica para visualizar la columna. Esto se puede hacer:
  • En la espalda o en el cuello sobre la columna vertebral. Usted se acostará boca abajo. Se separan los músculos y el tejido para exponer la columna vertebral.
    En un lado del abdomen si le van a practicar una cirugía en la región lumbar. El cirujano usará herramientas llamadas separadores para apartar y sostener los tejidos blandos y los vasos sanguíneos suavemente, y tener espacio para trabajar.
    Con un corte al frente del cuello, hacia el lado.
    Otra cirugía, como un discectomía, una laminectomía o una foraminotomía, casi siempre se hace primero.
  • El cirujano usará un injerto (como hueso) para sostener (o fusionar) los huesos permanentemente. Hay varias maneras diferentes de fusionar las vértebras:

Se pueden colocar tiras del material del injerto óseo sobre la parte posterior de la columna vertebral.
El material del injerto óseo se puede poner entre las vértebras.
Se pueden colocar cajas especiales entre las vértebras, las cuales se llenan con material del injerto óseo.
El cirujano puede obtener el injerto de lugares diferentes:

  • De otra parte del cuerpo (por lo regular alrededor del hueso pélvico), lo cual se denomina autoinjerto. El cirujano hará un corte pequeño por encima de la cadera y extraerá algo de hueso de la parte posterior del borde de la pelvis.
  • De un banco de huesos, llamado aloinjerto.
    Se puede usar un sustituto óseo sintético.
  • Las vértebras con frecuencia también se fijan con tornillos, placas o cajas. Se usan para impedir que éstas se muevan hasta que los injertos óseos hayan sanado totalmente.

La cirugía puede demorar de 3 a 4 horas.

Post – Operatorio
Usted permanecerá en el hospital durante 3 a 4 días después de la cirugía.

En el hospital, le darán analgésicos, los cuales se pueden tomar por vía oral o se los pueden administrar a través de una inyección o en una vena (por vía intravenosa o IV). Usted puede tener una bomba que controle la cantidad de analgésico que recibe.

Se le enseñará cómo moverse adecuadamente y cómo sentarse, ponerse de pie y caminar. Le pedirán que use la técnica del “tronco rodante” al bajarse de la cama, lo cual significa que mueva el cuerpo entero de una vez, sin torcer la columna vertebral.

Usted tal vez no pueda comer durante 2 a 3 días y lo alimentarán a través de una vía intravenosa. Cuando salga del hospital, posiblemente necesite usar un corsé o una férula de yeso para la espalda.

El equipo médico le indicará cómo cuidarse usted mismo en la casa después de una cirugía de la columna.
Los plazos son muy personales, pero después del alta, se pueden ir haciendo actividades cotidianas de manera progresiva y siempre en función de las molestias. Desde el principio se puede caminar fuera de casa, subir escaleras y en el plazo de 3-4 semanas se puede conducir. Actividades más intensas y prolongadas en casa se pueden hacer de manera progresiva a partir del mes, y en cuanto al deporte, a partir del segundo mes, siendo la reincorporación más tardía cuánto más intenso sea el deporte y en función del resultado clínico. Habitualmente se desaconsejan de forma permanente los deportes que impliquen grandes requerimientos lumbares.